El gasto en 2018 que realizaron los españoles de productos cárnicos ascendió a 14.757 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,3% respecto al año anterior.

En el pasado Congreso Aecoc de Productos Cárnicos celebrado en Lleida, Ignacio Biedma, Client Consultant Retailer Services de Nielsen presentó el informe “Tendencias de la carne” de Nielsen.

Sin embargo, la demanda apenas subió un 0,5%, lo que significa que lo que creció fue el precio de los cárnicos, en concreto, un 2,7%. En la cesta de cárnicos, más de dos terceras partes de lo que se compra es carne fresca, con un gasto total cuantificado en 9.078 millones de euros, con un crecimiento del 3,5% respecto al año anterior.

Las preferencias de los españoles se dirigieron al cerdo, con un crecimiento cercano al 1%, a pesar de que su precio creció más de un 2%.

aecoc-2

 

 

 

 

 

 

Las compras se realizaron normalmente en un establecimiento de libre servicio, ya sea un supermercado o hipermercado, donde se llevó a cabo casi el 60% de las compras de carne fresca, frente al poco más del 40% en las tiendas tradicionales.

Siguiendo con la tendencia creciente del “convenience”, los platos preparados  incrementaron un 4,8% más su facturación hasta los 547 millones de euros. En estos momentos, el peso de esta categoría en los cárnicos es sólo del 5% pero la creciente demanda del consumidor de productos que le solucionen la vida le augura a esta categoría mucho recorrido.

En cuanto a canales de comercialización, cobra fuerza Internet para comprar la carne, con un crecimiento del 23%, aunque de momento es un nicho pequeño dentro del mercado total, pues apenas representa el 0,6% de las ventas de cárnicos. A los españoles nos cuesta un poco más introducir el fresco en nuestra lista de la compra online porque nos gusta sentirlo y verlo en primera persona y asegurarnos de primera mano de la calidad del producto que nos llevamos a casa”.