La reducción en la producción de carne de cerdo en China para el año 2019 estará en torno a un 25% al 35%.

El déficit de la producción de carne de cerdo china, junto con el déficit en el sudeste asiático, creará desafíos y oportunidades para los exportadores de proteínas animales. Desde su descubrimiento en agosto de 2018, la PPA se ha propagado a todas las provincias de la China continental. Se espera unas pérdidas en la producción de carne de cerdo del 30%, casi un 30% mayor que la producción anual de carne de cerdo de los EE.UU. y equivalente a la oferta anual de carne de cerdo de Europa.

La recuperación de la cabaña porcina de China será lenta y llevará años. Los productores se mantienen cautelosos dado el riesgo de recontaminación y se centran en mejorar la bioseguridad en las explotaciones.

Las empresas cárnicas con un excedente exportable y acceso a los mercados en China y el sudeste asiático se beneficiarán de los impactos de la PPA. La UE, los EE.UU. y Brasil parecen estar bien posicionados para responder a la mayor demanda de importación de carne de cerdo y otras proteínas animales por parte de China y el sudeste asiático.

china-spain

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estados Unidos es un importante productor y exportador de carne de cerdo, pero los aranceles actuales sobre las exportaciones de carne de cerdo de Estados Unidos a China están restringiendo el comercio actual. Además, EE.UU. es un importante productor y exportador de aves de corral, pero no puede exportar a China debido a una prohibición asociada con la influenza aviar impuesta en 2015.

 

Fuente: https://research.rabobank.com